Has probado cientos de dietas: que las de las famosas, que las de moda en el gimnasio, que la détox, que la paleo y ¡nada que pierdes peso! Has comprado cuánto suplemento y pastilla para adelgazar se ha cruzado por tu camino y aún así, los kilos extra siguen ahí… Has madrugado a sudar la gota gorda en el gimnasio sagradamente todos los días, pero de nada te ha valido ¡porque los gorditos no se van!

Si lo has vivido, déjame contarte que es más común de lo que piensas. Son muchas las mujeres a las que, (que como me pasó a mi) se les dificulta deshacerse del exceso de peso… aunque se esfuercen.

Esto puede ocurrir nada más y nada menos que por el ritmo de su metabolismo.

Sí, como lo oyes. El metabolismo es el proceso en el que tu cuerpo convierte lo que comes y bebes en la energía. Incluso cuando estás en reposo, tu cuerpo necesita energía para todas sus funciones “ocultas”, como la respiración, la circulación sanguínea, el ajuste de los niveles hormonales y el crecimiento y la reparación de las células.

Esto significa que mientras más rápido esté tu metabolismo, más rápido te deshaces de esas horribles calorías que consumes diariamente.

Por el contrario, cuando tu metabolismo no está tan activo, todas las calorías de los alimentos que comes son acumuladas en tu cuerpo y almacenadas como grasa en tus tejidos sin poder ser quemadas como energía durante el día.

Pero no te preocupes, ¿sabes qué? El hecho de que tengas un metabolismo lento ahora, no significa que vaya a ser así para siempre, tengo 10 tips que te ayudarán a que éste comience a funcionar al máximo, para que quemes grasa más rápido.

 

CONSTRUYE MÚSCULO


Si eres de las que teme levantar pesas por miedo a convertirse en una masa musculosa y masculina, te aseguro que no tienes nada que temer, pues las mujeres simplemente no tenemos la cantidad de hormonas necesarias para que esto suceda. Lo que sí vas a lograr al obtener masa muscular es quemar muchas más calorías, inclusive cuando no te estés ejercitando.

Esto se debe a que el tejido muscular quema más calorías que el tejido graso, pues cada libra de músculo utiliza alrededor de seis calorías al día sólo para mantenerse, mientras que cada libra de grasa quema solo 2 calorías diarias. Esa pequeña cantidad puede sumarse con el tiempo y hacer una gran diferencia en tu peso.
Después de una sesión de entrenamiento de fuerza, los músculos de todo tu cuerpo se activan, aumentando tu tasa metabólica (calorías que quemas). Apunta a realizar entrenamiento de fuerza al menos tres veces a la semana.

 

 

NO OLVIDES EL CARDIO

Los ejercicios aeróbicos no tonifican tus músculos, pero pueden acelerar tu metabolismo en las horas después de tu entrenamiento. La clave es exigirte.
El ejercicio de alta intensidad ofrece un aumento más grande y más largo en la tasa metabólica en reposo que los entrenamientos de baja o moderada intensidad.

Además, para obtener los mejores beneficios del cardio, prueba variar tus rutinas y ejercicios de alta intensidad, pues si bien es importante hacer lo que nos gusta, también es importante provocar confusión en nuestro cuerpo para darle un shock a tus músculos.

 

 

HIDRÁTATE CON AGUA

Bella, tu cuerpo necesita agua para procesar las calorías, entonces, si estás incluso ligeramente deshidratada, tu metabolismo puede ralentizarse.
Para mantenerte hidratada todo el tiempo, bebe un vaso de agua antes de cada comida y merienda.

¡Elige el agua fría! esta, además de hidratarte, le exige a tu cuerpo activarse para calentarla cuando la bebes, así consumirás calorías solo al tomarla.

 

COME MÁS

Suena contradictorio, pero ya verás que no lo es. Lo que sucede es que cuando comes comidas grandes con muchas horas entre una y otra, tu metabolismo se vuelve lento entre las comidas.

Lo que debes hacer para mantener tu metabolismo en marcha y quemar más calorías es tomar una merienda cada tres a cuatro horas, entre las comidas principales, para un total de cinco-seis comidas diarias. Varios estudios también han demostrado que las personas que comen regularmente tienden a comer menos.

 

PONLE PICANTE A TU VIDA

Los alimentos picantes tienen productos químicos naturales que verdaderamente pueden impulsar tu metabolismo a quemar más grasa. La pimienta cayena, acelera tu metabolismo 22 por ciento más que cualquier otro condimento. También puedes usar pimienta negra o chile.
LA PROTEÍNA ES FUNDAMENTAL

Tu cuerpo quema muchas más calorías para digerir las proteínas que las grasa o los carbohidratos, estas activan el metabolismo para reconstruir las fibras musculares.

Como parte de una dieta equilibrada, puedes sustituir algunos carbohidratos por alimentos ricos en proteínas para aumentar tu metabolismo a la hora de comer.
Las buenas fuentes de proteína incluyen carnes magras, pavo, pescado blanco, pollo, tofu, almendras, frijoles, huevos, yogurth griego, avena, brócoli y quinoa, entre otras.
Si quieres alimentar tus músculos y activar aún más tu metabolismo, puedes sumar a tu plan alimenticio un batido de proteína de calidad, natural y que no contenga soya ni endulzantes.

 

BEBE TÉ VERDE O TÉ OOLONG

Beber té verde o té Oolong te ofrece los beneficios combinados de la cafeína y las catequinas, las sustancias del té que pueden acelerar tu metabolismo al máximo durante un par de horas. La investigación sugiere que beber de 2 a 4 tazas de té puede impulsar tu cuerpo a quemar un 17% más calorías durante el ejercicio moderadamente intenso durante un corto período de tiempo.

 

Incluye el Omega-3

Este ácido graso no solo contribuye a eliminar las grasas malas, sino que pone en control las hormonas encargadas de su almacenamiento. Además, ayuda a darnos una sensación de saciedad más rápido. Unas buenas fuentes de Omega- 3 son el salmón y el atún.

Si no te gusta el pescado, puedes usar un suplemento de Omega 3 que sea de salmón salvaje y no contenga mercurio para evitar consecuencias en tu salud a largo plazo.

 

AGREGA JUGOS A TU RUTINA

Los jugos en general son una gran manera para acelerar tu metabolismo y así quemar más grasa, pero puedes conseguir aún más resultados si le agregas ingredientes termogénicos naturales que aumentan tu temperatura corporal como la cúrcuma, la canela y el jengibre. Cada jugo que hagas se debe tomar por tres semanas y luego cambiar de mezcla para darle un descanso a tu cuerpo y evitar que se acostumbre a los ingredientes.

Para preparar dos deliciosos jugos que aceleran tu metabolismo, mira la receta en este video:

 

Ingrid Macher es la hispana más influyente en materia de nutrición y vida sana en los Estados Unidos y Latinoamérica, y es la directora de www.Adelgaza20.com, una página web con más de 70 millones de páginas vistas por semana que produce contenidos nutricionales para mujeres. Ingrid, luego de perder 50 libras en 90 días y lograr un cambio espectacular en su vida personal, se convirtió en el referente más confiable de millones de mujeres latinas que escogieron seguir un estilo de vida saludable, sin descuidar su papel de madres, esposas y profesionales. Su propia experiencia con el sobrepeso le ha otorgado la credibilidad ante el público y los medios de comunicación como una experta en la materia.

Además de ser un fenómeno en las redes sociales con millones de seguidoras, Ingrid es fundadora y creadora de los programas “Quemando y Gozando” y “Ultimate Power Fit”, es experta en nutrición holística, entrenadora personal certificada, oradora motivacional, conferencista internacional, comunicadora social, Master Coach en PNL (Programación Neurolingüística), tres veces campeona de fisiculturismo en la categoría de bikini, autora de los libros “Al Rescate De Tu Nuevo Yo”, “Kick-Start The New You”, “Sácale Jugo A Tu Vida” y  “Al Rescate De Tu Nuevo Yo La Versión Extendida”.