¡Por fin un poco de orientación sobre la mejor manera de quitar el maquillaje! Tú ya conoces el poder de las toallitas húmedas para quitarlo, y te encanta lo conveniente que es usarlas. Pues cuando termines de leer estas instrucciones para usarlas correctamente, podrás aprovechar sus beneficios al máximo. Descúbrelo aquí:

DEJA QUE LA TOALLA HAGA EL TRABAJO

Cierra los ojos, coloca la toallita húmeda sobre tu rostro y déjala reposar ahí por unos segundos. Para un efecto adicional tipo spa, usa una toallita con fragancia relajante. Con estas toallitas podrás eliminar delicadamente todo rastro de impurezas y maquillaje, mientras suavizan los sentidos.

LIMPIA EL ORDEN

Hay un método para limpiar que te ayudará a remover efectivamente la mayoría de las impurezas y el maquillaje. Toma una toallita y comienza por la parte superior de tu frente, moviéndote hacia abajo para terminar en el mentón y el área del cuello, dejando la nariz para lo último. ¿La razón? Así será menos probable que manches con maquillaje las áreas que ya limpiaste y porque la nariz tiende a ser el área más sucia.

SÉ DELICADA

No limpies muy duro. Las toallitas están diseñadas para hacer el trabajo por ti, para que no tengas necesidad de tallar fuerte. Usa una presión media y limpia con movimientos largos, descendentes. Sé más cuidadosa alrededor de los ojos ya que es un área delicada, así que es mejor palmear de afuera hacia adentro.

DOBLA: MEZCLA Y COMBINA

Tu piel es única y con el tiempo pasa por cambios, así que combina tus toallitas a las necesidades de tu piel en ese momento. También puedes usar dos tipos de toallitas diferentes para partes distintas de tu rostro. Por ejemplo, usa toallitas exfoliantes en las áreas que podrían ser más grasosas como la nariz y la barbilla y toallitas que revitalizan la piel opaca en la frente y mejillas. Usa la combinación que sea mejor para ti. O puede que algunos días uses más maquillaje y necesites más de una toallita para hacer el trabajo, así que ¡úsalas doble! No hay reglas, solo usa lo que sea mejor para ti.

TIP EXTRA: DOBLA Y REPITE

Maximiza el espacio de tu toallita. Un truco es doblar la toallita en cuatro y usar cada uno de los lados para diferentes partes de tu rostro. De esta manera será menos probable que se mezclen, por ejemplo, rubor y sombra de ojos o impurezas de tu frente con maquillaje de tu nariz.

Por POND’S para Contenido Latino

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here