No hay nada más terrible y más cobarde que un acto terrorista, pero cuando éste es perpetrado en contra de miles de adolescentes reunidos en un estadio donde se suponía se iban a divertir sanamente, no tiene nombre no es de humanos.

Me da mucha tristeza la tragedia que ocurrió hace unas horas al final del concierto de la cantante Ariana Grande en la Arena Manchester en Inglaterra.

Al menos 19 muertos y más de 50 heridos es el resultado de esta tragedia que las autoridades están manejando como un ataque terrorista, y en verdad me da mucho sentimiento saber que existen personas que se atrevan a atacar a otros seres humanos.

Ni siquiera quiero imaginar cómo se habrán sentido las miles de personas, la mayoría jóvenes al ver esa explosión, y ni hablar de los heridos y los fallecidos.

Leer las descripción angustiante de uno de los muchos padres que habían idi a recoger a sus esposas y a sus hijos al concierto, y que cuenta cómo corrió a ver todos los cuerpos que yacían en el suelo para ver si entre ellos estaba su familia. Terrible y doloroso.

Mi corazón está con todas esas personas y espero que pronto capturen a los culpables.

Por cierto, les comento que de acuerdo a Ariana Grande está devastada por la muerte de las personas. A ella no le ocurrió nada porque la explosión fue en el área del público e incluso ya había terminado el concierto, pero igual la joven cantante está muy afectada y lo expresó con un mensaje en su cuenta de Twitter.

Por lo pronto parece que por seguridad y por mero tacto se suspenderá el concierto que tenía programado para este jueves en Londres.


También otros famosos han mostrado en las redes su molestia e indignación por lo sucedido ¡y cómo no!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here