Has probado muchas formas de meditación y no has conseguido ninguno de tus propósitos y deseos, así que creo que es muy conveniente que pruebes meditar a través de los sueños, pero te preguntarás ¿cómo le hago?

Es muy fácil, por la noche cuando normalmente estamos cansados, podemos hacer de esta práctica una forma muy agradable de comunicación con los ángeles de Gabriel (Arcángel de la comunicación) que te ayudarán, de acuerdo con el sueño que tengas, a despejar todas tus dudas.

A continuación te doy unos pasos a seguir para que medites en sueños:

  • Utiliza una ropa adecuada que sea ligera y de color claro, mucho mejor si es blanca para que la energía corra de buena forma, y recuerda que en los sueños podemos sudar o sentir frío y no es agradable estar cambiándote o despertándote durante la noche.
  • En posición de boca-arriba, fija tu atención en un punto en tu mente.
  • Comienza a respirar inhalando y exhalando lo más lento posible, así lograrás poner todos tus órganos del cuerpo y el cerebro en meditación. No pierdas el ritmo.
  • Pídele mentalmente al Arcángel Gabriel que te revele en sueños lo que necesitas saber, tus pesares, tus dudas y hasta puedes pedirle que te revele el nombre de tu Ángel Guardián.
  • En el punto en que escojas, en tu mente, empieza a ver una gran luz y decreta:

    “CIERRO MI AURA, EL AURA DE MI HABITACIÓN, CIERRO MI PUERTA ASTRAL PARA QUE NINGUNA ENERGÍA DISCORDANTE PUEDA ENTRAR, SOLO LA LUZ PUEDE ACERCÁRSEME”.

  • Ahora, deja que el sueño penetre en tu ser y en la mañana al despertar, ten siempre cerca en tu buró, un cuaderno o libreta de anotaciones, escribe lo que te fue revelado en sueños, busca su significado en el libro “Los Sueños y el Arcángel Gabriel” y siente la maravillosa sensación de estar en franca comunicación con la energía maravillosa de Gabriel y sus Ángeles de Luz.
  • Recuerda siempre al despertar, anotar tu sueño y dar las gracias por la comunicación recibida, es un acto que agrada mucho a los mensajeros del cielo.

Extracto de mi libro “El libro de Los Sueños y el Arcángel Gabriel“.