¿Pero qué le está pasando a mi querido Luis Miguel? Nadie sabe lo que ocurre con él pero yo pienso que desde que terminó con Aracely Arámbula, algo se quebró.

Bueno eso digo yo, porque en los últimos años ha tenido una de pleito, uno tras otro que van desde el asunto del Child Support con la misma Aracely, que al final terminó digamos que bien en el 2015, hasta la más reciente: la demanda de Warner Music Mexico.

Salió a relucir que la disquera, que manejó su carrera por muchos años, lo está demandando por 3 millones 650 mil dólares, aunque no sabemos bajo qué concepto.

Se dice que la compañía esperó un tiempo prudente y al ver que LuisMi no pagaba, presentó la demanda en Los Angeles, California, me imagino que para ver si así estando más cerquitas le paga.

El papelito en la corte dice que El Sol de México renegoció el año pasado la deuda y hasta fue obligado a presentarse en un tribunal de Nueva York, para que se comprometiera a pagar la deuda pero hasta el momento no lo ha hecho, por eso ahora la demanda.

El problema es que nuestro querida estrella también enfrenta el juicio que Alejandro Fernández presentó en su contra, por un dinero que el hijo de Vicente Fernández le dio como anticipo para el concierto que ambos presentarían, y que la final “El Sol de México” canceló por “enfermedad” pero nunca devolvió nada a El Potrillo. ¡Mmmmmmm!

También, todos sabemos la vida de alto nivel que Luis Miguel lleva, autos de lujo, aviones privados, mansiones millonarias, pero lo curioso es que existe otra demanda en California porque no ¡pagó la renta de varios meses de una casa donde supuestamente vivió! Sí, tipo don Ramón, el de la Vecindad del Chavo.

Y si nos vamos más atrás, tantito, recordemos la demanda por incumplimiento de contrato que interpuso su ex manager William Brockhaus por $5 millones, y que dicho sea de paso ganó e incluso por ese motivo le embargaron a El Sol de México, su Mercedes Benz.

Ah pero si seguimos buscando, ahí tenemos al paparazzo Tony Echeverría, que también fue por lo suyo contra Miguelito, argumentando ataque, golpes y demás. Mira el video.

Por cierto, la bronca de la renta de la casa no es la única que ha tenido en el ámbito de las viviendas; en el 2015 Clive Christian San Francisco lo demandó en un juzgado de Los Ángeles, California por $100 mil porque el cantante nunca pagó por un servicio de remodelación en el 2012; se hicieron trabajos en la casa de El Sol pero este quedó a deber $98,500. El juez le dio la razón a la empresa y El Sol tuvo que pagar esta cantidad más intereses y gastos de corte y abogados.

Han sido años muy caóticos para LuisMi, ¿será por eso que se enfermó con tantas broncas? Dicen que los males atraen más males y parece que aquí es cierto, ha sido una tras otra.

Caray, pero si no se cuida, hasta El Sol se puede apagar por mala paga. ¡Cuidado!