Como que algo está pasando que los conciertos de gruperos y cantantes de banda se estén reduciendo en número, y para muestra ahí está Julión Álvarez.

No sé si sea en parte por el escándalo que se ha armado sobre los artistas deportados por trabajar con visa de turista en Estados Unidos, o que Inmigración anda haciendo redadas en todas partes, tan sólo ayer veía en las noticias que han hecho arrestos en algunas Cortes donde los paisanos iban a hacer trámites menores. Todo eso pudiera estar desanimando a los empresarios, a los propios artistas y sobre todo al público en organizar y asistir a eventos masivos donde pudieran ser presa de las nuevas disposiciones migratorias de este nuevo gobierno.

Julión Álvarez dijo a Al Rojo Vivo que sus presentaciones han bajado en Estados Unidos, y como ejemplo mencionó que el año pasado tuvo aquí 30 conciertos y ahora no lleva ni uno solo, y ya estamos en marzo.

Y pues si él, que es llamado “El rey de la taquilla” porque es el que más presentaciones al año tiene, y que llena más que el propio Luis Miguel se las está viendo “negras”, imagínense el resto de sus colegas.

La verdad no ayuda tampoco el escándalo que produjo la deportación de Carlos Benavides “Huacho Domínguez”; Maribel Fernández “La Pelangocha”; Yared Licona “La Wanders Lover”; y hace unos días de Nora Velázquez “La Cabecita” causó alarma entre los hispanos, y pues parece que ahora sí todos están tomando medidas.

La última en expresarlo fue Maribel Guardia, pero no se asusten, a ella no la deportaron, ella dijo que tenía una presentación, pero que se ha retrasado porque su visa de trabajo se venció, así que tuvo que tramitarla, el problema es que el proceso es muy, pero muy lento.

Y es que aunque muchos gruperos viven en Estados Unidos, como El Dasa, por ejemplo, otros muchos más viven en México y tienen que venir, como es el caso de Julión, quien radica en México.

Esperemos que los ánimos se tranquilicen, que los empresarios sigan apostando por el talento grupera, que los artistas saquen con tiempo su visa de trabajo, digo, si quieren trabajar aquí, de esa forma van a estar tranquilos y nos harán felices a sus fans, que podremos verlos sin contratiempos. ¡No vaya a ser!