Cuanto hemos escuchado a personas referirse a sus proyectos o sueños de esta manera:
“Yo podría hacer esta parte hoy pero… voy a esperar”. “Yo lo haría si…”
Esta manera de hablar es muy a menudo como nos excusamos y dejamos la acción que podemos hacer hoy, para el tiempo futuro.  
 
Todos los “haría” son complementos indignos de cualquier verbo cuando hay que tomar una acción hoy.
 
Mi consejo, basado en lo que he aprendido en mi emprendimiento profesional y personal, es que es mejor que nos acostumbrémonos a decir todos los días: “Hoy voy a…”
 
Yo pienso que todos los “podría”, que hoy utilizas tienen el poder de acabar con “podrir” tus sueños.  Acostúmbrate a decir “Ahora” y no “un día de estos voy a…”.
 
Aquí te doy algunas ideas de cómo conjugar tus verbos, decidiendo lo que harás hoy, utilizando frases que te impulsan a la acción:
1.    Hoy es un buen día para hacer las tareas que nos van a acercar un paso más hacia nuestros sueños, por ejemplo:
  • Esa casa nueva que sueñas para tu familia
  • Ese negocio que tanto deseas y en el que puedes utilizar tus talentos
  • Ofrecer ese perdón para restaurar la relación con tu amigo o esa relación saludable que tanto necesitas.
2.    Hoy es el día para ser feliz. Es bueno parafrasear las palabras del rey David que decía: “Hoy es el día que ha creado Dios. Hoy, yo voy a gozar y ser feliz en él.
  • Hoy voy a nadar en el mar por 1 hora.
  • Hoy voy a sonreír mientras hago mis ejercicios de yoga.
  • Hoy voy a caminar en el parque con mis hijos después de cenar.
  • Hoy voy a leerme un capítulo de ese libro que tanto me inspira.
  • Hoy voy a tomarme una taza de chocolate caliente mientras llueve.
  • Hoy voy a colocarme un vestido bonito y voy a esperar a mi esposo a la luz de velas en nuestra habitación.
3.    Hoy es un buen día para mantener mis buenos hábitos:
  • Hoy voy a tomar 8 vasos de agua.
  • Hoy voy a hacer media hora de ejercicios
  • Hoy voy a decirle a mis hijos que los amo.
  • Hoy voy a pasar 10 minutos en una acción de consciencia plena.
  • Hoy voy a llamar a una amiga por teléfono para hablar con ella por 20 minutos.
 
Hoy, y no mañana, es bueno recordar nuestros sueños para decidir qué es lo que podemos hacer hoy para continuar caminando hacia ellos.
 
Recuerda con soñar no solo con tu vida empresarial o financiera, sueña cosas relacionadas a tu vida personal y a tus relaciones importantes.

Imagínate a ti mismo en el futuro y mírate haciendo las cosas que serán posible cuando tu sueño ya se convierta en una rotunda realidad. Sueña con la felicidad.
Rebecca Segebre

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here