Amigos, a lo largo ya de muchos años hemos visto una y otra vez a Liliana y Lilibeth, las hijas mayores de José Luis Rodríguez “El Puma” expresar de muchas maneras su nula relación con su padre, ya que el cantante se niega a ello.

No habla de ellas ni con ellas, sólo tiene ojos para Génesis, su hija menor, fruto de su relación con su segunda esposa, la modelo cubana Carolina Pérez. Las que tuvo con la actriz y cantante Lila Morillo, pues prácticamente no existen para él.

Para nadie es un secreto que El Puma sólo tiene ojos para su hija menor Génesis Rodríguez
Para nadie es un secreto que El Puma sólo tiene ojos para su hija menor Génesis Rodríguez. Foto: Instagram de Génesis Rodríguez

Y pues, cada vez que escuchamos a ellas hablar de su padre, pensamos que hasta ahí llegarán, que ya se acabaron sus palabras para decir cuánto lo extrañan, lo aman y desearían estar a su lado.

El cantante no sostiene relación alguna con sus hijas Liliana y Lilibeth, que tuvo con Lila Morillo (izq)
El cantante no sostiene relación alguna con sus hijas Liliana y Lilibeth, que tuvo con Lila Morillo (izq). Foto: Instagram de Liliana Rodríguez

Pero francamente amigos, el más reciente mensaje de Lilibeth, a través de varios videos en sus redes sociales, es demasiado fuerte. Son las palabras más duras que yo recuerdo hayan dicho sobre El Puma. Y las dijo con motivo de la reciente fiesta por el cumpleaños 76 del cantante, justo a un año de haberse salvado de morir gracias a una operación de pulmones.

José Luis Rodríguez se niega a reencontrarse con sus hijas mayores Liliana y Lilibeth
José Luis Rodríguez se niega a reencontrarse con sus hijas mayores Liliana y Lilibeth. Foto: Mezcalent

Aquí está el mensaje completo, y al final les incluiré el video, que me tomé la libertad de unir en uno solo para que les sea fácil escuchar las cuatro partes originales.

“Vi con incredulidad cómo fuiste capaz de enfrentar la posibilidad de morir sin volverme a ver, sin falta alguna porque nunca te agredí, nunca te ofendí, ni personal ni mucho menos públicamente. Yo lo sé, tú lo sabes, pero lo más importante es que Dios también. Te vi celebrar tu cumpleaños con estupor porque estando aún bajo el mismo cielo que yo sigues incapaz de buscar contactarme. Te vi darle gracias a la prensa, a tu familia… y yo ¿qué soy? Tú dime. Te vi darle gracias a Dios. ¿A cuál Dios papá? ¿Qué Dios profesas? Porque el Dios que yo conozco es padre y es bueno, es padre de Jesús, padre mío y de miles, es un Dios de amor, de reconciliación, de unión y de perdón. Incapaz de abandonar un hijo. Y tú sigues sin poder imitar al Cristo que profesas. Le pedí te diera tiempo para que buscaras rectificar, enmendar, recoger tus pasos, corregir errores, y después de un año de tiempo añadido, a mi parecer con otros fines, sigues incapaz de demostrar un espíritu de enmienda. Hice lo propio como hija de Dios y la tuya. Te busqué, te contacté, procuré nuestro encuentro, lo sabes, contacté a Carolina a través de textos, los cuales conservo, donde le pedí oráramos juntos, que me dejara verte para la Gloria, la honra de Cristo, Jesús, para dar testimonio de que Dios restaura hogares y corazones como familia pública y notoria que somos. Me leyó, pero no me contestó, cosa que también dejo en manos de Dios. En los comentarios de tu celebración de vida nueva busqué a aquel hombre digno de admirar, de admiración, pero no lo encontré porque ese hombre sigue escogiendo ser padre de una y no de tres, y abuelo de nadie, cuando tres te fuimos dadas y la extensión de tu herencia a través de Galilea (su nieta), a quien también escoges desconocer sin motivo alguno. Yo te dejo en manos de Dios, donde siempre has estado, donde te puse hace tiempo y donde solamente puede estar alguien como tú. Dijiste que tenías que escoger entre tu nueva familia y nosotras y habíamos perdido. Pero no papá, hoy sé que no perdí, no perdí nada porque como padre no vales la pena. Perdiste tú, perdiste a dos hijas maravillosas, talentosas, con grandes corazones y una nieta con una dulzura y una ternura que no creo que vas a llegar a conocer. Seguiré pidiendo por ti papá, que es lo que me toca y me corresponde. Seguiré honrándote, te bendigo y le pido a Dios te dé aún más tiempo y ablande tu corazón si es que lo tienes, porque en algún momento vas a tener que enfrentarte a él cara a cara porque la vida es corta y lo sabes. Y espero que cuando así sea no le llegues con las manos vacías ni con deudas por pagar, porque te fue dado con qué hacerlo. Te bendigo, que estés bien Puma”.

 

Tomado del Instagram: soylilibethmorillo

 

NO TE PIERDAS:

El Puma está en nuestras oraciones

El ‘gallo’ y el insulto del hijo de Alejandro Fernández en su debut

Rebecca Jones tiene cáncer de ovario

 

5 COMENTARIOS

  1. Pura papada ese puma, independientemente lo que pasó con su ex esposa, los hijos son los hijos, no digamos una nietecita, que es el amor mas puro y bello. Bueno para mi se vino abajo ese puma.

  2. Este señor siempre desde q espeso su carrera a hablado de Dios,con esa cara fe falsedad q tiene, le recomiendo q lea la Biblia pero de verdad, lo q dice de la familia, tienes una oportunidad para reconciliación tal ves sólo para eso aprovecha la porque eternos no somos antes de regreso de este a cantar arregla tus cobijas.

  3. Hijos son hijos sin importar y su hija hizo lo correcto y la bruja de carolina un día va a pagar igual q el, ojalá se arrepienta a tiempo y no cuando este otra vez moribundo pq ni así lo hizo. Sus hijas tienen dolor y quizás un trauma x el abandono y eso no se vale. Ya no las critiquen a ellas y culpen a la bruja de Carolina q quizás se opone pero más culpa tiene el por ser así de cobarde y orgullo tonto q no lo lleva a ningún lado. Pobre lo único q ha tenido es fama pq padre no ha sido. Se q dice honra a tu padre pero en este vídeo está claro q la chica está dolida pq le ha buscado. Los medios a veces algunos son lambiscones y quieren dar buenas notas del artista y acaban con los más sufridos sin importar la razón.

  4. Castigo sus hijas con su rechazo..yo no lo buscara..para k quieter a un papa asi??? El se lo pierde…..a veces el orgullo es tan grande k no piensan con claridad….los anos perdidos nadie los recupera…….bendiciones a estas hijab maravillosas que lo siguen buscando!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here