Mis amados Dueños del Universo… Aunque el título del tema de esta semana pareciera sacado de la ciencia ficción, los Vampiros Energéticos existen y viven entre nosotros, y cuidado que hasta puede que en nuestro propio hogar. Yo llamo así a las personas que se dedican a robarnos la paz y la armonía, que nos envidian y que en el peor de los casos, hasta nos desean el mal.

Parece difícil de creer que este tipo de personas existan, pero son más comunes de lo que pensamos y no me refiero a que pueda ser nuestro vecino, o un compañero de estudios; muchas veces es un aparente amigo, un primo, tu hermano incluso tu pareja puede ser un “Vampiro Energético”. Sin embargo, ellos no tienen la culpa de ser así y ni siquiera saben que lo son.

En este artículo voy a enseñarte cómo identificarlos y también a cómo limitar el acceso a nuestras vidas, tarea no muy fácil en algunos casos porque podemos tenerlos más cerca de lo que pensamos.

Una persona que es “Vampiro Energético” es alguien con muchísimos complejos, que se siente inferior a los demás y que ve con envidia los triunfos ajenos. Siempre anda buscando la razón del porqué las cosas buenas les pasan a los demás y a ellos no. Guardan mucho resentimiento y siempre creen que tienen la razón. Son incapaces de reconocer cuando se equivocan y jamás felicitarán a los demás cuando triunfan.

Si creemos en la teoría de las “múltiples vidas”, los Vampiros Energéticos son almas muy jóvenes, les hacen falta muchas vidas por transcurrir, podríamos decir que son inmaduros. Su inexperiencia los tiene atrapados en sus constantes errores. Su razón de estar hoy en este plano es justamente aprender de las almas más sabias que lo rodean. Lamentablemente pudieras ser tú a quien le esté tocando ese rol de maestro que con mucha paciencia, sufres junto a este ser, las consecuencias de su torpeza espiritual.


Afortunadamente nada en esta vida es obligado y tenemos la opción de no estar cerca de ellos si no queremos. De eso quiero que estés muy claro. Es lógico, dependiendo de qué tan cercano esté ese Vampiro Energético, será la tarea de sacarlos de tu vida, si es que esa es tu decisión y creo que es lo mejor porque nada ni nadie tiene derecho a robarnos nuestra felicidad.

Otra cosa que quiero que sepas: Un Vampiro Energético jamás cambiará su forma de ser, ese es su karma, su razón de existir. Puede ser que con el paso de los años mejore y aprenda… ¿Pero estamos dispuestos nosotros a regalarle nuestra existencia a alguien que salo cuando seamos viejitos logrará ser una mejor persona? La respuesta debería ser un rotundo ¡NO!

Dice un dicho muy común: “Mejor solos que mal acompañados”. Hay que tener la suficiente valentía para reconocer cuándo debe ser el momento de apartar esa persona y seguir adelante, nunca es demasiado tarde. Un caso muy común de cuando nuestra propia pareja es el Vampiro Energético es si este tiene nuestra misma profesión. Generalmente esa persona que amamos, tiene aspiraciones y metas similares, y si uno logra más éxitos que tu pareja, hay una alta probabilidad que esta persona pueda comenzar a tenerte envidias por tus propios logros. Por eso yo recomiendo tener mucha cautela cuando nos enamoramos de un colega.

¿No podemos apartarnos de un Vampiro Energético porque está en nuestra familia y lleva nuestra propia sangre? El primer paso es reconocerlo, y aceptar que está mal… de lo contrario caeremos infinitamente en sus redes. Luego, es no prestarle atención. A este tipo de personas les encanta ser protagonistas. Si no podemos evitarles hablar, hazle creer que sí lo estás escuchando y que sí le harás caso, cuando en realidad no será así.

Nunca le mientas a un Vampiro Energético. Este tipo de personas son “stalkers” como dirían por allí. Viven tu vida, saben hasta el más mínimo paso que das. Si no les hablas con la verdad, te descubrirán y te harán la vida imposible.

No les tengas miedo, háblales con la verdad.. En el fondo, ellos son muy inseguros, están llenos de miedo y crean una coraza para disfrazar su baja autoestima. No los hieras pero tampoco les disfraces las cosas, recuerda que estás interactuando con seres que les cuesta entender.

¿Te parecen familiares las características que te acabo de describir? ¿Viste que no son sacados de la ciencia ficción y que sí viven entre nosotros? Sigamos el debate, escríbeme por Instagram y Twitter para seguir con este debate maravilloso….

Tu amigo, Mario Vannucci.

1 COMENTARIO

Comments are closed.