sábado, octubre 24, 2020
Home La triple megafiesta de Pepe Aguilar, su hijo Leonardo y doña Flor Silvestre Un mariachi entonó las mañanitas, entre tantas y tantas bellas melodías mexicanas

Un mariachi entonó las mañanitas, entre tantas y tantas bellas melodías mexicanas

Doña Flor se quiso parar de su silla de ruedas para partir ella misma su pastel

Un mariachi entonó las mañanitas, entre tantas y tantas bellas melodías mexicanas

Al fondo se ve la cúpula de la iglesia del rancho que perteneció a don Antonio Aguilar, y donde están sepultados los abuelos de Pepe
Y después de varias horas sobre las brasas, el puerco estaba listo