Estoy muy sorprendida por el repentino fallecimiento de Mario Moreno Ivanova, hijo de “Cantinflas” y único heredero de el invaluable legado de su padre.

Con tan sólo tenía 57 años de edad, Mario murió la madrugada de hoy víctima de un infarto fulminante, dio a conocer su representante. Se dice que él había sido adoptado por don Mario Moreno, aunque también que fue fruto de una relación extramarital del actor. Lo cierto es que al morir Cantinflas, él heredó los derechos de todo su material fílmico, 39 películas, y del uso de la imagen del gran cómico mexicano.

Me acuerdo perfecto cuando estuvo en el estudio de “Un Nuevo Día” para promocionar la película sobre su padre que a base de mucho esfuerzo finalmente pudo realizar. Se enfrentó a críticas por haber contratado a un actor español para interpretarlo, durante años vivió un enfrentamiento legal contra Eduardo Moreno Laparade, sobrino de “Cantinflas”, e incluso un distanciamiento con su hijo Mario Moreno Bernat, nieto del actor.

Recuerdo que cuando nos visitó en el estudio mi compañero Diego Schoening y él recordaron juntos cuando jugaban de niños en la casa de don Mario Moreno y muchísimas anécdotas más.

Cómo cambia la vida, caray. Ahora Mario y su papá están juntos en el cielo, y ambos, en nuestro recuerdo.

Descanse en paz.

 

4 COMENTARIOS

Comments are closed.