Justamente ayer que se conmemoró el Día Internacional contra la Homofobia, vi en las redes sociales una escena de la segunda temporada de la serie de Netflix, “Sense8”, donde Poncho Herrera, el más guapo de los integrantes del ex grupo Rebelde, se da tremendos besos con su co-protagonista Miguel Ángel Silvestre.

No es la escena más fuerte, hubo varias más subiditas en la primera temporada, incluso orgías, pero me llamó la atención que justo ayer circulara y fuera manejada con respeto, sin amarillismo ni exageraciones.

Lo más que vi fueron comentarios de la gente, pero no sobre la escena apasionada de dos hombres casi desnudos en la playa, sino criticando las tangas que traían puestas. Y bueno, no se puede dar gusto en todo. En fin, esta serie es un exitazo y según he leído es seguida por un público variado, ya que está hecha con respeto. Y es que Netflix está haciendo cosas de mucha calidad.


Por cierto, este día se estableció en 2005 para recordar el 17 de mayo de 1990, día en que la Organización Mundial de la Salud eliminó oficialmente a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Me da gusto que Poncho sea mexicano y que esté triunfando, porque además es el mero protagonista de la serie de la cadena Fox, “The Exorcist”; estelariza la cinta “The Chosen”; será en Ché Guevara en una serie y protagonizará la cinta “Urban Cowboy”, un remake de aquélla que hizo John Travolta en 1980. Además fue hace poquito a las Naciones Unidas a proclamarse en contra del acoso a las mujeres y acaba de estrenarse como papá. ¡Qué tal!

Wally? #tbt

A post shared by Alfonso Herrera (@ponchohd) on