¿Le has preguntado a alguna de tus amigas sobre sus ejercicios? Si lo has hecho, seguramente te pasó lo mismo que a mí. Todo el mundo te dice cosas diferentes y tú pasas horas y horas en el gimnasio sin ver resultados…y peor aún, sin entender por qué no bajas ni un gramo.

Como ninguno de sus consejos te funciona, te confías de lo que ves en los programas de TV o encuentras en una página en Internet.

¡Pero mucho de lo que crees son mentiras!, por eso y para que empieces a ver cambios en tu cuerpo, decidí romper algunos de los mitos más conocidos sobre el ejercicio.

Estos mitos pueden perjudicar la efectividad de tu entrenamiento y peor, tus resultados en la pérdida de peso, esos que tanto estás deseando ¡y por los que te estás esforzando hasta el cansancio!

#1 LOS ABDOMINALES SON LA CLAVE PARA UN ABDOMEN PLANO

REALIDAD: Un vientre plano es consecuencia de ser delgado. Si comes demasiado, tus abdominales quedan atrapados debajo de una capa de grasa corporal.

Todo el mundo nace con músculos abdominales, ¡solo tienes que perder grasa para hacerlos aparecer! Para eso necesitas complementar tu rutina con una buena alimentación y sesiones de cardio.

Tal vez estás pensando… ¿entonces los abdominales no sirven para nada?

Claro que sí, son muy importantes para tonificar esos músculos que ya tienes y que aparecen cuando quemas grasas y calorías.

#2 CUANTO MÁS SUDAS, MÁS GRASA QUEMAS

REALIDAD: La realidad es que haber sudado “litros” no significa necesariamente que hayas quemado más calorías o grasas de lo habitual.

El sudor es una respuesta biológica en la que eliminas agua, que enfría la piel y regula la temperatura interna del cuerpo. Puede ser tanto el resultado del clima o tu fisiología personal, como de una agotadora sesión de gimnasio.

Así que no te preocupes si ves que tu amiga está bañada en sudor y tú solo tienes unas gotas, la quema de grasa depende del movimiento.

#3 NECESITAS HORAS EN EL GIMNASIO

REALIDAD: Aunque creas lo contrario, no es tan importante cuánto tiempo pasas en el gimnasio si entrenas de forma efectiva. Existen ejercicios tan poderosos, que en solo ocho minutos puedes quemar el mismo número de calorías que en una hora en la caminadora.

Descubre cómo hacerlos a mi lado con mi rutina Cuerpo Delgado y Sin Grasa en Solo 9 Minutos

#4 DEBES HACER EJERCICIO TODOS LOS DÍAS

REALIDAD: Programar un día de descanso a la semana es crucial (sobre todo para tus piernas y glúteos), pues tu cuerpo necesita recuperarse, especialmente después de una dura sesión.

Si decides entrenar todos los días, podrías lesionarte o mantener tus músculos en posición de estrés, lo que evita que se recuperen, crezcan y tu figura mejore.

#5 NO COMAS DESPUÉS DE ENTRENAR

REALIDAD: Es muy importante nutrir tu cuerpo y tus músculos después de tener un gran esfuerzo físico. Tu comida después del ejercicio determina tu nivel de energía y recuperación durante el resto del día.

Además, comiendo luego de entrenar, reduces el riesgo de deshidratación y de tener bajones de azúcar en la sangre.

Te aconsejo nutrir tus músculos con una proteína de suero de calidad, libre de GMO, soya, y químicos.

Para despedirme, quiero recordarte que mantener tu entrenamiento variado evita el estancamiento. Si no varías, hacer el mismo patrón de entrenamiento puede acostumbrar a tu cuerpo y detener tu pérdida de peso.

 

ARTÍCULOS PREVIOSJulián Gil y otros galanes que han interpretado a Jesucristo
SIGUIENTE ARTÍCULOJennifer Lopez haciendo 'twerking'... más llenita
Ingrid Macher, directora de Adelgaza 20, la hispana más influyente en materia de salud y bienestar en Estados Unidos y Latinoamérica te da todos sus consejos para mantenerte en forma.