PREGUNTA: Dr. Wolf, ¿cuál es la diferencia entre los implantes recién aprobados por FDA y los regulares?

RESPUESTA: Comparar los implantes “gummy” con los implantes regulares de silicona es como hacerlo con un iPhone 5 y un iPhone 7. El mismo concepto, mejor versión.

Cabe aclarar que los implantes recién aprobados por la FDA son llamados “gummy bear”, el término hace referencia a la consistencia de los ositos de gelatina comestible.

Pues bien, debido a que los implantes “gummy bear” son altamente cohesivos, tienden a tener menos pliegues después de ser implantados. La consistencia de los implantes es similar a la de los dulces de goma real en forma de osos y no tienen fugas,  porque no hay un gel interno que se pueda escapar.

Como todo, vienen en diferentes tamaños para poder ajustarse al deseo o necesidad del paciente.

Además de carecer del peligro de fugas, estos implantes dan un resultado más natural a la forma de los pechos, mientras que los implantes de silicona regular y los de solución salina, aunque siguen siendo una opción segura y viable, los de “oso de goma” dan a los pacientes otra opción al decidir qué implante mamario les dará la apariencia que están tratando de lograr.