Harry Geithner no tenía un lugar dónde casarse en Nueva York con su novia Alejandra Silva, porque con lo de la pandemia todo está cerrado, ni la posibilidad de que sus familiares viajaran para acompañarlo, pero aún así se casó.

El actor colombiano y la empresaria argentina, a quien tenía un año de conocer durante un evento de moda que ella organizó en la Gran Manzana, quisieron contraer nupcias en plena pandemia del Covid-19.

Harry Geithner y Alejandra Silva brindaron con los invitados, antes de irse a comer a un restaurante cercano

¿El motivo? Querían que fuera el mismo día en que se dieron su primer beso hace un año.

Pero no tenían dónde hacer la boda, por lo que el propio juez que los casó les prestó el jardín de su casa en Connecticut, muy cerca de Nueva York, donde ha vivido los últimos meses con ella y sus dos hijos pasando la cuarentena.

El mismo novio les anduvo sirviendo champaña a los invitados
Como no encontraban lugar dónde casarse, el juez les prestó el jardín de su casa

Harry Geithner explicó en entrevista con Ventaneando que los cerca de 40 invitados trataron en lo posible de guardar su sana distancia debido al Covid-19, y según vemos en el video algunos, no todos, andaban con tapabocas.

Ni amigos ni familiares del actor, incluida su hermana la actriz Aura Cristina Geithner asistieron.

Harry dice que los invitados trataron de guardar una sana distancia por la pandemia

Pero la pareja prometió que más adelante, cuando la pandemia lo permita, celebrarán la boda con una fiesta.

La ahora esposa del actor es una empresaria argentina que radica en Nueva York

Luego de su enlace, los novios y sus invitados se fueron a comer a un restaurante cercano.

Y como están tan felices, planean tener un bebé el próximo año.

Aquí les dejo extractos de la boda de Harry, que transmitió en vivo por sus redes sociales:

 

 

 

NO TE PIERDAS:

Con esfuerzo novia llega al altar: Así fue la boda de Edwin Luna

Hija de Julián Gil suspende boda: su novio tiene cáncer 🙏

“No es un juego”: Llorando, Belinda pide no bromear y orar por quienes van a morir