Órale con Jorge Ortiz de Pinedo, que después de trabajar cincuenta y tantos años para Televisa, 30 de ellos como artista exclusivo, se aventó a demandar a la televisora no por haberlo despedido, eso lo acepta, sino porque no está de acuerdo con las condiciones económicas de su salida.

Según el programa online “La Saga”, de Adela Micha, Televisa ya está negociando con el creador de “Dr. Cándido Pérez”, “Cero en Conducto” y “Una Familia de 10” un acuerdo que le haga justicia a tres décadas de trabajo.

Después de sufrir cáncer de pulmón, el comediante tiene que usar de por vida un tanque de oxígeno
Después de sufrir cáncer de pulmón, el comediante tiene que usar de por vida un tanque de oxígeno. Foto: Mezcalent

Déjenme les platico que en octubre pasado el comediante estuvo en el programa de Adela, y ya desde entonces había salido de la empresa, pero desconocía aún cómo iba a ser indemnizado. Y en esa ocasión dejó entrever que podría demandar si la empresa no era justa, ya que recordó, que toda la vida Televisa seguirá granando con la venta y repetición de los shows que produjo, sin darle a él regalías.

“Todos estamos y no estamos con Televisa, porque seguiremos estando en Televisa toda la vida”, le dijo a Adela. “Tú eres un ícono de la televisión mexicana, y yo soy un ícono de la comicidad, llevó ahí 55 años trabajando”.

Y fue entonces cuando abordó el problema de derechos de autor que sufren los productores como él, que también son creadores.

“Es obvio que los grandes empresarios el mundo lograron que las leyes los favorecieran. Ellos son dueños del material y resulta que tú eres un intérprete. Cuando yo estoy haciendo comedia yo estoy creando mis chistes, yo los invento, soy un creador, pero resulta que yo como actor sí soy intérprete y puedo estar en la Asociación Nacional de Intérpretes, como escritor también estoy en la Sociedad General de Escritores Mexicanos, pero como productor no, como productor no tengo regalías.

“Pasan y pasan mis programas por años y años de grandes éxitos, y uno no cobra nada, es algo que no es justo”, dijo.

Y pues así fue, terminó demandando a la empresa para que trabajó toda su vida. A ver cómo le va.




 

Adela Micha entrevista a Lucía Méndez ¡y que se pelean las perras!