Muchos expertos promueven los beneficios de los jugos verdes para la pérdida de peso, para nutrir el organismo, desintoxicar tus órganos y hasta para curar muchas enfermedades.

Por eso, para muchas mujeres la rutina de todas las mañanas incluye licuar cada pedazo de frutas y vegetales que encuentran en su cocina (sin saber que reacción puedan tener)…

Y peor aún, algunas bellas piensan que pueden reemplazar su desayuno con un vaso lleno de vegetales.

¡Gran error!

No todos los jugos verdes son iguales.

Aunque es verdad que éstos son una excelente manera de incorporar antioxidantes, vitaminas y minerales esenciales para tu salud, si no los haces de la manera adecuada, pueden perjudicar tu salud.

Sí, las mezclas que hagas y las horas que elijas para tomar tus jugos verdes son importantes, aunque en algunos programas o comerciales no te lo digan.

Para que evites todos estos errores y muchos otros que puedes estar cometiendo y que entorpecen tu pérdida de peso, decidí regalarte mis seis mejores consejos para que aproveches al máximo los beneficios de los jugos verdes.

NO REEMPLACES TUS COMIDAS

A pesar de la cantidad de nutrientes y vitaminas que tienen los jugos verdes, no es aconsejable que reemplaces tu desayuno con ellos, tu cuerpo necesita al menos seis comidas diarias que contengan proteína, fibra, grasas buenas y hasta algunos carbohidratos para funcionar a todo vapor.

NO ESPERES DEMASIADO PARA BEBERLO

Entre más tiempo esté expuesto al aire libre un jugo verde, su contenido nutricional disminuye mas, porque sus enzimas vivas comienzan a degradarse. Intenta beberlo entre los primeros 15 minutos y no refrigerarlo para disfrutar de todos sus beneficios.

NO LICÚES DEMASIADO TIEMPO

Cuando prepares tu jugo verde, asegúrate de solo licuar por un minuto, para que conserve todas sus vitaminas y nutrientes. La cantidad de fibra puede disminuir si dejas tus ingredientes por mucho tiempo en la licuadora.

No licúes mucho los jugos verdes.
No licúes mucho los jugos verdes.

NO CONSUMAS JUGOS VERDES PASTEURIZADOS 

Si no tienes tiempo para preparar un jugo verde, es preferible que no lo tomes, pero no optes por jugos verdes embotellados. Por más que los envases prometan ser 100% naturales, orgánicos libres de GMO, estos están llenos de azúcares y químicos que afectan tu salud.

ELIGE VEGETALES QUE CONTENGAN AGUA

Este tipo de vegetales te ayudan a mantenerte hidratada y de esa manera a adelgazar. La clave es utilizar como base: espinacas, menta, perejil, coles rizadas o apio. No debes combinarlos con vegetales verdes que son ácidos como las lechugas, arrúgala o brócoli.

CUIDA EL AZÚCAR

He visto en Internet muchas opciones de jugos llenas de frutas dulces, se ven riquísimos, pero quiero que sepas que, aunque tengan un delicioso sabor, estos no te ayudarán a adelgazar por su cantidad de azúcar y calorías. Como te dije antes, tus jugos verdes deben llevar vegetales diuréticos, reguladores de la presión, termogénicos y llenos de fibra.


VARÍA TUS OPCIONES

Tomar el mismo jugo con los mismos ingredientes cada vez solo hará que tu cuerpo se acostumbre a las frutas y vegetales que usas y sus beneficios (además, que te cansarás de su sabor y textura). Puedes probar el mismo jugo hasta tres semanas y luego descansar y reemplazarlo por otro.

AGREGA GRASAS BUENAS Y PROTEÍNAS

Un licuado sin proteínas ni grasas buenas adecuadas no te mantendrá saludable por mucho tiempo. Te hará sentir cansada. Una manera de incorporar proteína y grasas buenas en nuestros licuados es agregando leche de almendras o de coco.

Ahora que conoces todos los errores que puedes estar cometiendo al preparar tus jugos verdes, quiero contarte que existen cientos de mezclas con ingredientes especiales que pueden ayudarte a quemar grasa, a desintoxicar tu cuerpo y a eliminar el exceso de líquidos. Yo recopilé los mejores en mi libro “Sácale jugo a tu vida”, que puedes adquirir aquí http://SacaleJugoATuVida.com/fb