Tuvieron que pasar cuatro meses de la muerte de Juan Gabriel para que se calmara el escándalo y la familia Aguilera Salas comenzara a hablar.

Ahora pudimos conocer la otra verdad o digamos, la otra cara, de Simona, la nuera rumana del cantante, quien ha sido duramente criticada por los fans y medio mundo tachándola de todo, hasta de arribista, pero bien dicen que hay que darle “tiempo al tiempo”.

La joven, por cierto muy bonita, contó en una entrevista al programa Suelta la Sopa que fue mesera y su papá era “Handyman”, así que eran muy pobres y pertenecían a la Iglesia Pentecostés.

No sé ustedes, pero a mí me pareció muy sincera todo el tiempo, desde los momentos de risa cuando conoció a Iván y nos dijo que éste nunca le dijo que su papá era famoso.

Ya sé, increíble pensar que no sabía de la fama de su futuro suegro, porque Iván, al que calificó de pocas palabras, sólo le dijo que cantaba y ella pensó que lo hacía en lugares pequeños como un bar, hasta que la invitó a un concierto ¡en el American Airlines Arena!

¿Se imaginan? ¿Qué pensarían ustedes si hubieran estado en su lugar?

Pues ella pensó: “Qué lástima, es un lugar muy grande y sólo va haber poca gente”, pero grande fue su sorpresa cuando vio a miles y miles de fans.

Hasta ese momento supo quién era el Divo de Juárez, pero hay un detalle que dijo y que es muy cierto: Hoy en día, si no conocemos a alguien, simplemente lo “googleas”, sólo que en aquel entonces no era así, aclaró Simona: “Eso fue hace 11 años, y en ese entonces yo no iba a Google a buscar quién era Juan Gabriel”.

Ahora, una amiga me dejó pensando cuando me preguntó: “¿Cuál sería su segunda reacción al ver al Divo de Juárez bailotear en el escenario, brinque y brinque, bien coqueto y con esos trajes coloridos llenos de lentejuela y canutillo? ¿Qué habrá pensado?”. Eso no nos lo dijo Simona en la entrevista… ¿Tú qué crees?

A continuación, Iván Aguilera y Simona Florentina Aguilera durante uno de los últimos conciertos de Juan Gabriel.