Esta semana publiqué un video en mis redes sociales en el que luzco un vestido rojo con un escote pronunciado.

Inesperadamente recibí el comentario de un señor que decía: Tanta pintura en tu rostro y al parecer tienes una pechuga desinflada, trata de ser lo más natural y no mostrar tanto tu cuerpo casi al desnudo”. 

Decidí responderle, fuerte, sí, pero enviándole bendiciones

Confieso que este comentario me entristeció y pensé: “¿Acaso este señor no tiene idea de lo que yo viví?”.

Generalmente no presto atención a los comentarios ofensivos y mucho menos los respondo, pero este mensaje tocó una fibra muy sensible y me trajo recuerdos muy dolorosos.

La proceder de este hombre y mi respuesta provocaron más de 100 mil comentarios de apoyo y muestras de cariño hacia mí

Me sentí tentada a insultarlo, pero sé que eso me pondría a su nivel, así que decidí ser cordial, pero acepto que mi respuesta estuvo subida de tono:

No tengo que darle explicaciones sobre la apariencia de mi escote, pero tal vez usted no sabe que después de que una mujer enfrenta el cáncer y pasa por una doble mastectomía, como me sucedió a mi, aunque reconstruyeron mis senos, jamás volvieron a ser los mismos, y es por eso que tengo uno ‘desinflado’.

“De todo corazón deseo que a usted nunca le dé cáncer en los testículos y se le vaya a quedar uno desinflado como me pasó a mí. Dios lo bendiga y lo proteja”.

Nunca imaginé que mi respuesta provocara que se desbordaran mis redes sociales con más de 100 mil comentarios llenos de cariño, apoyo y respaldo. Así que pude comprobar que somos más los buenos.  

Como saben, soy sobreviviente de cáncer y perdí ambos senos

Después de todo, este comentario ofensivo fue positivo porque me reiteró lo bendecida que soy de poder contar con tantas personas que me aprecian en el mundo, además me recordó que “sin senos, sí hay paraíso”, porque cuando enfrenté el cáncer, no solo perdí mis senos, sino que perdí mi trabajo y hasta mis ahorros.

Pero gracias a ese momento tan duro, me reinventé y hoy hay prosperidad en mi vida, y me siento más fuerte, más bella y más feliz que nunca.

Este el comentario que me escribió un hombre en Facebook y la respuesta que me atreví a darle

Por eso, nunca dejes que un comentario negativo te haga dudar de quién eres y de todo lo que has logrado. 

Para más motivación sígueme en: Facebook: @mariamarinlive e Instagram: @mariamarinmotivation

 

 

Y NO TE PIERDAS:

María Marín: ¿En serio crees que tu pareja cambiará?

Rostro de Alejandra Guzmán desata burlas: ‘Hacer el amor con bótox, no no no’

Lucía Méndez: “La chancla que yo tiro no la vuelvo a recoger”