¡Uuuy! Pues parece que Pepe Aguilar ya se está molestando por cobertura que se le está dando a la detención de su hijo José Emiliano Aguilar por tráfico de indocumentados.

Y es que ahora que tuvo el primer encuentro con la prensa en la Feria de Texcoco, ya no pareció ser el mismo que el que dio el mensaje por su cuenta de Facebook, tratando de ser conciliador e informativo.

En esta ocasión Pepito dijo a la prensa reunida ahí que espera que todos los medios estén cubriendo el caso de su hijo porque se preocupan por él y no por morbo y para vender más.

“Espero que el interés en mi hijo (sea) por querer que salga adelante y no nada más para vender una nota o quedar bien con su redacción. Así como la noticia se corrió como pólvora, así debería ser cuando uno saca un disco porque tiene uno que andar persiguiendo; cuando haces las cosas legítimamente ni te voltean a ver, pero pasa una cosa así y hasta los tiene uno que andar quitando”, dijo el hijo de Antonio Aguilar.

Pobre Pepe, me imagino cómo se debe sentir él y por supuesto su hijo. No ha de ser nada fácil por lo que están pasando, y todo por una mala decisión.

Pepe Aguilar pidió entonces compasión para su muchacho, que por cierto, dijo que la está pasando muy mal, y peor aún por ser hijo de una persona famosa.

Algo que recalcó nuestro querido Pepe es que el joven de 25 años no creció con él debido a que se divorció de Carmen Treviño cuando era su hijo era muy pequeño.

¿Será que por eso el chico andaba en malos pasos? Pepe dice que no, que su hijo ya es una persona adulta y que otra cosa distinta sería si fuera menor.

Pepe dijo que no tuvo la oportunidad de vivir con él como ahora lo hace con los tres hijos que tiene de su segundo matrimonio.

“Es hijo de un primer matrimonio y por supuesto que teníamos contacto y de vez en cuando nos veíamos, pero definitivamente no como yo hubiera querido”, dijo en entrevista a LMShow.com.

Pero negó que eso haya causado el problema en que está ahora metido José Emiliano, sobre todo porque ya tiene 25 años, es decir ya es un hombre.

¿Será cierto? Nunca lo sabremos pero queremos enviar buenas vibras a este muchacho y a su padre, que seguro no la están pasando nada bien.