Todos los días, tal vez sin dartee cuenta, gastar dinero en cosas que no necesitas, gastos pequeños como el caramelo o el café en un restaurante, se suman a cantidades significativas que podrían utilizarse para cosas más importantes, si se toma la decisión de ahorrar.

Esto también se conoce como “gratificación retrasada” y asume que, si te abstienes de cierta placeres momentáneos, puedes lograr cosas mucho más importantes que esas..

¿Por qué te pasa  que  al final del día te das cuenta que no tienes dinero en tu cartera? Y te preguntas  con sorpresa, ¿en qué gasté todo?

Es muy probable que tu dinero se gasta en pequeñas cantidades insignificantes que terminansiendo un total de casi más de lo que habías planeado. Aquí hay algunos consejos que te pueden resultar útiles si estás comenzando a practicar el ahorro y la gratificación retrasada, y quieres que se convierta en un hábito:

1) Establecer una cantidad que puedes gastar todos los días y no excederlo.

Preferiblemente, evita tener en tu cartera una cantidad más alta, ya que podrías tener la tentación de gastarlo. No importa si tienes un deseo irresistible para algunas magdalenas o descubres que tu tienda favorita está en venta, si no está en tu presupuesto diario – no lo compres.

2) Siempre pregúntate si realmente necesitas lo que estás a punto de comprar.

El hecho de que has encontrado algo muy barato, no significa que realmente lo necesites. Si eres de los que aprovechan todas las ofertas, es probable que gran parte de tu dinero se va en compras innecesarias.

3) Haz una lista de todo lo que compras durante el día.

A menudo, ni siquiera somos conscientes de lo que gastamos  en el dinero. Hacer una lista detallada de lo que has gastado en un día, te podría sorprender. Una vez que te das cuenta de cuánto puedes gastar en cosas innecesarias, será más fácil que se abstengas de hacerlo.

4) Evita estar en lugares que te invitan a gastar.

Si estás tratando de ahorrar para algo importante, y encuentras que es muy difícil, evita todos los lugares que te invitan a hacer compras.

Una recomendación: quizás no es el mejor momento para ir con tus amigos o para comprar unos zapatos nuevos, y es probablemente que valga la pena  comer en casa en vez de ir a un restaurante. Tan solo unos pequeños detalles…

 

¿Es posible tener armonía financiera en el amor?

Elementos claves para el negocio de familias multigeneracional

1 COMENTARIO

Comments are closed.