No hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla. Y el de la tan esperada prueba de ADN para confirmar la paternidad de Julián Gil con el hijo que tuvo con Marjorie de Sousa llegó, y ocurrió algo inesperado: los actores se tomaron cerca de 10 minutos para hablar en privado, en lo que podría tratarse de un “alto al fuego” para solucionar de manera pacífica sus problemas fuera de los tribunales.

“No era necesario llegar a todo esto”, reconoció la actriz a su salida, luego de dialogar con el actor por unos minutos en uno de los pasillos del tribunal donde le fue practicada la prueba a los tres.

“Gracias a la prensa por respetar mi espacio y mi silencio. Gracias a Dios pudimos hablar en persona Marjorie de Sousa y yo por el bien de nuestro hijo Matías y el nuestro. Esperamos pronto terminar con esto”, dijo Julián por su parte, pero sin dar más detalles porque se tenía que ir a grabar su telenovela.

Tanto Marjorie con su bebé como Julián por su lado llegaron puntuales a la cita
Tanto Marjorie con su bebé como Julián por su lado llegaron puntuales a la cita

Varios medios digitales estuvieron transmitiendo en vivo a través de Facebook la llegada y las reacciones de los actores y del pequeño Matías Gregorio a los tribunales mexicanos, donde por orden del juez esta mañana se sometieron los tres a pruebas de saliva y de sangre.

A su llegada Julián quiso dejar claras tres cosas: que fue Marjorie quien pidió primero la prueba de paternidad, que no existe documento alguno que diga que él está demandando a su hijo como varios medios han asegurado, y que nunca ha sido su intención quitarle el apellido a su hijo.

“Mi hijo es Gil aquí y en la China”, dijo a los muchos medios que lo recibieron a su llegada. Y aunque prometió hablar al término de la prueba, no lo hizo porque ya lo estaban esperando en Televisa.

La que sí habló a la salida fue Marjorie, y muy amable y con el niño el brazos, dijo a la prensa que ella jamás quiso que todo esto llegara a estos extremos, confirmó que él y Julián pudieron hablar en privado, y que los resultados estarán en 10 días.

“Nos hicieron una prueba de saliva a mí, al bebé y al papá, y una prueba de sangre”, dijo, y que el bebé no lloró en ningún momento.



Una reportera le dijo que Julián les había confirmado a la prensa que habló con ella y le preguntó de qué habían hablado, a lo que la actriz respondió: “Hay cosas que no se pueden decir ahorita corazón”.

“¿Pero quedaron bien, Marjorie?”, le cuestionaron. Y respondió: “Hay muchas cosas qué ordenar, entonces…”.

“Los vimos caminando a los tres juntos, hacía mucho que no los veíamos así”, le dijo otra reportera, a lo que la venezolana respondió: “Eh, pues, lamentablemente… a ver, qué te digo, no ha sido por mi parte ni ha sido por caparte de nosotros, aquí hemos estado, siempre hemos tratado de llegar a un buen acuerdo entre los dos, creo que era la idea, no era necesario llegar a todo esto y hacer esto, sobre todo por Mati, pero bueno”.

Sobre el tema de las exigencias de dinero, pidió a la prensa no especular más: “Por favor ya no especulen más sobre el tema de que pido dinero, porque créanme que no lo necesito”.

Mira tú mismo cómo llegó con su hijo:

Juez falla a favor de Julián Gil y ordena prueba de ADN

Marjorie demanda a TVnotas por difamación y daño moral

Julián Gil pasó la Nochebuena hospitalizado

 



2 COMENTARIOS

  1. Creo que lo de mayoría no debió de llegar a eso terminó. Es una madre soltera y trabajadora y poner ese niño en una corte toda la semana. Como se debe de sentir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here