Amigos, ahora sí ya estoy de vuelta en Miami, en mi casa. Y aunque estuve de vacaciones con mi familia y me salvé del terremoto en México y del huracán Irma, lo que sí me alcanzó a pegar de coletazo fue el escándalo de Alicia Machado en contra de Lili Estefan, en el que sin deberla ni temerla, salí salpicada 🙁

Amigos y colegas me sugirieron que por todas las especulaciones que han salido por aquí y por allá, hablé de todo este borlote que se desató este fin de semana por unos comentarios que Alicia Machado escribió en mi cuenta de Instagram, donde yo les hablaba de la separación de Lili por una supuesta infidelidad, según se dijo en varios medios, incluyendo su propia empresa Univision. Yo estaba en Nueva York cuando escribí la nota sobre esto para ustedes, aquí en mi blog, con todo el respeto y el cariño que Lili me merece, porque la quiero muchísimo, es una gran presentadora y la admiro bastante. Imagínense, tantos años de amigas y compañeras. Ella fue una de la personas que estuvo apoyándome en un momento difícil de mi carrera cuando me tocó salir de Univision. Por eso y por más la quiero mucho.

Lili Estefan y Lorenzo Luaces se casaron en 1992, luego de tres años de relación
Lili Estefan y Lorenzo Luaces se casaron en 1992, luego de tres años de relación. Foto: Instagram de Lili Estefan

En fin, les envié la nota a mis editores para que me la subieran al blog con fotos y el video de ella misma dando la noticia en El Gordo y la Flaca, porque eso sí yo no podía hacer desde mi teléfono. Además estaba a punto de entrar a un teatro a ver un musical. Así que ellos me la promocionaron en Instagram y yo ya me metí al teatro muy campante.

Cuando salí, ¡zas! veo mensajes de mi editora preguntándome si había visto los comentarios que escribió Alicia Machado en mi Instagram, que creo que eran como cuatro o cinco, y para cuando me metí a checarlos ya los había borrado. Como que le dio reversa cuando vio la ola de comentarios que desató.

Ahora que he visto copias de esos comentarios que me han mostrado varias personas, Alicia cuestionaba en tono de burla, o quiero creer yo que en tono de broma, si a Lili le pusieron los cuernos con un hombre o con una mujer. Ya se imaginarán la que se armó, le dieron con todo a la venezolana, se puso bien fea la cosa y hasta dijeron cosas muy desagradables de su hijita, que a mi modo de ver, es sólo una niña y ninguna niña debe ser tratada tan feo. ¿Qué culpa tiene ella de los comentarios de su mamá?

El caso es que Alicia no se dejó y respondió que lo peor de ser famosa es no poder decir lo que la mayoría de la gente piensa, que la propia Lili se ha de estar riendo de su drama (lo dijo con otras palabras que no voy a repetir) y que “si del chisme ha comido la Flaca por tanto tiempo, pues un poco de su propio chocolate no creo que le afecte”. Aclaro, son palabras textuales de Alicia, no mías. Y se los aclaro, porque toda la gente que entró tarde a mi Instagram, cuando ella ya había borrado todos sus comentarios, creyó que había sido yo quien los había escrito. ¡Yo que ni enteraba estaba de todo el borlote, mitote, bochinche o como le quiera llamar!

Ahora, quienes conocemos a Alicia, sabemos que es bien controversial, que lo mismo dice lo que se le pega la gana en contra de Donald Trump, Gloria Trevi o quien no le caiga bien. Ella sabe muy bien la polémica que genera y según veo está dispuesta a lidiar con ella.

Pero quisiera creer que en esta ocasión lo hizo sin querer queriendo, que se le fue la mano, porque no es justo que alguien que esté pasando por un momento tan difícil en su vida, como un rompimiento de 28 años de relación, merezca que se burlen de ella.

Alicia Machado hizo en mis redes sociales unos comentarios que enfurecieron a los seguidores de Lili Estefan
Alicia Machado hizo en mis redes sociales unos comentarios que enfurecieron a los seguidores de Lili Estefan. Fotos: Mezcalent

Ojalá y las redes sociales sigan siendo para divertirnos, para pasar un buen rato, cotorrear entre amigos, informar y chismear (porque a todos nos encanta el chisme, para qué nos hacemos), pero sin pasarnos de la raya. Ya de por sí tenemos tantos broncas de dinero, de inmigración, discriminación, atentados terroristas y asesinatos, que cuando uno quiere olvidarse de tantas cosas negativas con algo tan relajado como lo es el espectáculo, hasta ahí encontramos provocación, ataques y mala vibra.

Es mi modo de pensar.

🙁 ESCUCHA LO QUE COMENTÉ DE ESTE ASUNTO EN MI PROGRAMA DE RADIO ÉCHATE PA’ CÁ 🙂