Cuando un amigo se va, se queda el vacío. Eso resume lo que siento por mi querido Diego Schoening, quien hoy acaba de anunciar que en unas semanas dejará “Un Nuevo Día” para incorporarse a un proyecto muy grande y muy padre, dentro del medio artístico.

Ya veníamos oyendo que quizás Diego nos abandonaría, y aunque estoy feliz por él, lo vamos a extrañar mucho porque es un grana amigo y un estupendo compañero, con quien trabajé y me divertí a diario a lo largo de estos últimos cuatro años.



Pero bueno, voy a dejar que él mismo les cuente sus planes y hasta cuándo estará con nosotros. ¡Buena suerte, Diego!

DALE CLICK