P: Durante cinco años me he estado poniendo rellenos en los labios y la última vez que me lo hicieron, tuve una reacción extraña: Me dolían mucho los labios, se pusieron morados y tenía pequeñas ampollas alrededor. ¿Es posible que deba dejar de usar mis rellenos? Yo no quiero.
R: Esa es una muy buena pregunta. Los inyectables no están exentos de riesgos. Es por eso que es importante ir a un médico que sepa cómo manejar los problemas cuando ocurran. Antes de realizar los rellenos, tu médico generalmente describirá los riesgos y beneficios de su procedimiento y te hará firmar un formulario de consentimiento. Todos los procedimientos tienen tanto riesgos como beneficios.
Hay algunas cosas que probablemente ocurrieron con tu última inyección. Aunque es raro, podría haber tenido una reacción alérgica. Además, podrías haber tenido un brote de herpes. Los pacientes que tienen herpes labial son más propensos a tener una infección secundaria por herpes.
Otra posibilidad es que el material que se inyectó fue intravascular (en un vaso) o el material podría haber estado cerca de un vaso sanguíneo y haberlo obstruido. Este último problema podría ser muy devastador y debe atenderse rápidamente.
Si el material entra en un vaso, se trata de una emergencia médica y debe ser manejado de inmediato. Tú y tu médico no deben esperar a que pasen los días, porque puede causar necrosis tisular (muerte de la piel y del tejido circundante). Debes llamar a tu médico si tu labio se pone rojo y desarrolla un dolor intenso.
Si estás utilizando rellenos de ácido hialurónico como Restylane, Perlane y Juvederm, son tratables con hialuronidasa. La hialuronidasa es una enzima que descompone el ácido hialurónico y mejora la situación. Además, tu médico puede pedirte que tomes aspirina para aumentar la circulación o recomendarte que uses Nitropaste, que también mejora la circulación.
En la situación extrema de que no mejores, tu médico puede recomendar oxígeno bariátrico. Esto también ayuda a la curación y aumenta la circulación. Si bien tu situación es extremadamente rara, es importante saber qué buscar y qué hacer.
El Dr. Carlos Wolf es un cirujano plástico certificado y socio de Miami Plastic Surgery. Envíale le t us preguntas por correo electrónico a Cwolf@miamiplasticsurgery.com. 

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN:

Dr. Wolf: ¡Mis brazos parecen alas de murciélago!

Dr. Wolf: ‘Tuve una cirugía de ojos pero…”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here