Amigos, les comparto la triste noticia de la muerte de doña Delia Fiallo, la prolífica escritora y guionista cubana, autora de un sinfín de telenovelas que le siguen dando la vuelta al mundo.

Considerada "la madre de las telenovelas", doña Delia vivió sus últimos años en su casa de Coral Gables, en Miami. Murió a los 96 años de edad rodeada de sus seres queridos.

Delia Fiallo, según su amiga la actriz Lupita Ferrer, estaba muy delicada de salud. Foto: Instagram

No se saben aún las causas de su fallecimiento, el cual fue confirmado por su hija, así como por la actriz Lupita Ferrer, protagonista de muchas de las obras de Fiallo, como La Zulianita y Esmeralda, que le dieron fama como actriz a nivel internacional.

Adela Noriega y René Strickler protagonizaron "El Privilegio de Amar", telenovela de Fiallo en 1998. Foto: Mezcalent
"Te Sigo Amando", con Luis José Santander, CLaudia Ramírez y Sergio Goyri fue otra de sus memorables telenovelas. Foto: Mezcalent

Fiallo comenzó escribiendo radionovelas en su natal Cuba, en 1949. En 1966 salió de la isla con su familia rumbo a Miami, y desde ahí escribió guiones de telenovelas para producciones venezolanas y mexicanas.

Sus primeras historias fueron Lucrecia y Cristal. Pero en su haber posee títulos originales que después se han convertido en nuevas versiones o refritos en muchos países.

La autora cubana comenzó escribiendo radionovelas en su natal Cuba. Foto: Instagram 

La recordaremos por historias como Una Muchacha Llamada Milagros, Leonela, La Señorita Elena, Rafaela, Peregrina y Doña Bárbara.

Hoy esas mismas historias las conocemos en nuevas versiones que llevan otros nombres como El Privilegio de Amar, Rosalinda, Vivo por Elena, Esmeralda, Te Sigo Amando, Topacio y Monte Calvario.

Descanse en paz doña Delia Fiallo.

 

 

SIGUE LEYENDO:

La demanda que Jorge Ortiz de Pinedo le metió a Televisa

El lamentable fallecimiento de nuestra compañera y periodista Edna Schmidt ?

Ingrid Macher: 5 trucos con pepino que te dejarán la piel de bebé

El momento exacto en que Sergio Mayer es mordido por una víbora