Pobre Larry Hernández, apenas acababa de dar una entrevista en la que contaba cómo se ha recuperado tras los difíciles momentos que vivió en su detención en 2015 en Carolina del Sur, donde pasó varias semanas en prisión acusado de secuestro y asalto en tercer grado, cuando el hombre que lo denunció le acaba de entablar una demanda civil en la que le exige una indemnización económica.

De hecho Larry no sabía de esta demanda, se enteró por el reportero Quique Usales durante una entrevista que le hizo para Al Rojo Vivo.

Al igual que Larry, su supuesta víctima José Andrade estuvo detenido hace poco, sólo que él por fraude
Al igual que Larry, su supuesta víctima José Andrade estuvo detenido hace poco, sólo que él por fraude.

Larry estaba feliz hablando de la sexta temporada de su reality show Larrymanía, que se estrenó este domingo, cuando Quique le preguntó sobre los cargos que enfrenta en la nueva demanda que José Andrade, el mismo que alegaba haber sido privado de su libertad por Larry aquella noche al terminar un concierto en Newberry, Carolina del Sur, en calidad de “garantía”, hasta que el empresario que organizó el concierto le entregara la totalidad de su paga al cantante.

“José Andrade acaba de hacerte otra demanda. ¿Te han notificado eso?”, le dice Quique, a lo que Larry responde arqueando las cejas y con una mirada de angustia: “no, para nada”.

Dijo que era la primera vez que escuchaba de esta demanda, a lo que el reportero se puso a explicarle que la acaba de interponer y que como es civil, está pidiendo se le indemnice con dinero, y que sea un jurado quien fije la cantidad.

El propio Andrade dijo en varias entrevistas que Larry le había ocasionado daños, pues se tuvo que ir a vivir a otro estado para huir de los seguidores del cantante, que había perdido su empleo y que su familia y sus hijos habían sufrido por ello.

Sin embargo, Andrade siempre dijo, no una, sino muchas veces, que al denunciar a Larry en aquella ocasión no estaba buscando dinero, que lo único que quería es que se hiciera justicia.

Pero como esa vez se le retiraron los cargos graves de secuestro y asalto en tercer grado, y sólo se le mantuvieron otros dos cargos menores, supongo que a Andrade le parecerá poca la libertad condicional de tres años que le impide a Larry salir del país a trabajar en otros lugares.

Larry no sabía de la nueva demanda en su contra
Larry no sabía de la nueva demanda en su contra. Foto: Mezcalent

Vamos a ver si esto se arregla fuera de Corte, o como dice el demandante, se hace frente a un jurado.

Lo cierto es que ahora, ya sea cualquiera de ambas maneras, Larry tendrá que “mocharse” con una lana.



Hijo de Pepe Aguilar habla de ‘las estupideces’ que hizo